lunes, 3 de noviembre de 2008

Yo....soy rebelde porque el mundo me ha hecho así...


Hoy he comprado los billetes para nuestras vacaciones de Navidad, del 20 al 27 diciembre a Lanzarote, no sin una gran controversia. Mi "suegra" (no le gusta que se lo diga) dice que ella está encantada de verme y que no tiene ningún problema conmigo, es más, que me aprecia mucho, pero que mi "suegro" no es que tenga muchas ganas que ver mi cara en Navidad...y que además no le habla desde hace un par de semanas así que la mujer está entre medias. Vamos a decir que me ahorro los comentarios acerca del tema. Así que yo que me había propuesto no pensar en el tema y darle la menor importancia veo que estaré en tierra de nadie vagando por encontrar con quien cenar el día de Navidad. Sé que queda mucho tiempo y que puede cambiar de opinión y tal y tal pero la verdad es que aunque no lo hiciera me niego a renunciar a mis vacaciones y a ver a mi familia política y a los amigos que allí tenemos porque una sóla persona no tenga muchas ganas de tenerme allí, aunque esta persona sea el padre de mi queridita.

La verdad es que hemos formado todo un revuelo familiar, parece que todo el mundo se siente culpable de querernos ver y además todo el mundo parece tener "miedo" a la reacción de Papá Manolo y hasta parece que en el fondo no quieren vernos para evitar problemas...no sé lo mismo sólo me lo parece a mí y espero que así sea.

Tampoco es que yo quiera armar revuelo en la familia pero no me parece justo lo que está pasando. Intentamos llevar nuestra vida lo mejor posible y tener la mejor relación posible con nuestras familias. En fín....no voy a seguir porque os quiero hacer partícipes de una anecdota tonta pero que a mí me ha hecho mucha ilusión.

Bueno pues el fin de semana lo hemos pasado en Valencia visitando a mi familia y el sábado por la tarde visitamos Nuevo Centro (un centro comercial).Pues ahí estabamos mi tía, mi primo y su novia (ambos de 16 años), mi gordi, mi churrita y yo cuando aparece en escena una embarazada (a la que yo miré con envidia sana pero me hice la despistada) y me suelta L. "mira así vas a estar tú dentro de poco". Yo dije algo así como "si seguro que dentro de poco jaja" y me hice la longui aunque en el fondo pensé "puffff ojalá". Y esta es la tonta anécdota que os quería compartir. Moraleja: mi churri cada vez más piensa en estas cosas o eso espero yo que espero pacientemente.

6 comentarios:

Abril dijo...

se me han puesto los pelos de punta¡¡¡¡aaaaaaahhhhhhh¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡sorpresa¡¡¡¡¡¡¡¡que fuerteeeeeee¡¡¡¡¡¡
igual son las ultimas navidades que sois tres..lo has pensado???que igual el año que viene brindas con agua???ojalaaaaa¡¡¡¡¡¡¡
que síiiiiiiiiii¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
besoooooooooooooooooooossssssss

Anónimo dijo...

no se que decir, algunas veces la distancia y el que nos echen de menos (a todos juntos, no a parte) soluciona algunas cosas o al menos las hace más insignificantes.

en cualquier caso es dificil adoptar una actitud, nunca llueve a gusto de todos y hagáis lo que hagáis a alguien le va a sentar mal !adelante con cualquiera que sea vuestra decisión! besos

Anónimo dijo...

el anterior mensaje es de TyN

Lenis y Laly. dijo...

estoy deakuerdo kontigo si kieres viajar ves y estando alli todo se vera no adelantemos reacciones ke es Navida.besos y mucha fuerza.

Elenita dijo...

Es complicado que nuestros padres evolucionen a la misma velocidad que nosotros..incluso si nos quieren con locura..muchas veces no peude ser.

En fin, a ver si de aqui a Navidades se le ha pasado al señor el cabreo...

Mucho animo!!

Akaotome dijo...

yo cada vez me convenzo más de que es una tontería quedarse pensando si aceptar o no las cosas, lo digo por los padres y demás familiares y amigos, se les va la vida pensando si van o no a aceptarlo, estas cosas son en caliente y de repente, porque la vida no es eterna...