viernes, 27 de junio de 2008

El camino


Nuestro camino ha sido corto pero muy intenso. He de decir que a mi me ha parecido una eternidad, cada día que pasaba sin ella era interminable, igual que la espera hasta el siguiente viaje. Desde que nos conocimos hasta que nos fuimos a vivir juntas pasó un año y dos meses pero a mi me parecía que era una vida y es que parecía que ese día no iba a llegar nunca.

Primero decidimos que teníamos que ahorrar (mi chica es contable y lo económico le puede), luego que teníamos que esperar el momento idóneo para decirlo en su casa, luego esperar la respuesta al cambio de trabajo (que no llegó nunca) y muchos peros....... Lo pasamos muy mal, sobre todo ella. Y yo aunque lo entendía pues me desesperaba pensando que nunca iba a venir. Era cambiar la vida al 100%. Lejos de su casa, de su familia, de sus amigos, de su isla...demasiados cambios.

Yo, la verdad, estaba desesperada por irme de casa de mis padres (no por ellos) ya que en mi casa vivía mi abuela y la situación era ya más que tensa, era insoportable. Ella nunca entendió que yo quisiera a una mujer, era imposible que lo entendiera porque ni siquiera entraba dentro de su cabeza. Así que me puse a buscar piso como una loca más o menos en junio. Miré, miré y remire y todo lo que veía o era de la época de Cristo con muebles que servirían para cualquier capítulo de "Cuéntame" o tenían precios desorbitados. Aclarar que buscábamos pisos de alquiler. Pero un día de esos que buscaba y buscaba encontré un piso que por más que lo miraba no me cuadraba el precio. Pensé "estos se han equivocado". Un piso a estrenar, dos dormitorios, cocina con una pedazo de terraza cubierta, trastero y garaje al mismo precio que los de "Cuéntame"....bueno bueno bueno yo creí enloquecer jaja. Llamé y pregunté y efectivamente era correcto. Llamé a L. inmediatamente y me dijo "bueno.....hay que ahorrar, hay que mirar más, hay que esperar...". Así que yo hundida en la más triste de las miserias, pensando que no ibamos a encontrar nada mejor ni lo más minimamente parecido decidí un plan.

Hablé con la inmobiliaria y BINGOOOOO el bloque estaba a falta de un papel y no los entregaban hasta finales de Agosto o septiembre asi que no había que pagar nada más que la reserva y nada hasta la entrega. Asi que convencí a L. de que yo me iría a vivir allí y ella podía venir cuando quisiera y aceptó. Pagamos la señal y me fuí de vacaciones feliz. Casi a finales septiembre firmamos la entrega y yo me fui en octubre. Mientras tanto, L., ya había insertado su CV en internet y no paraban de llamarla de trabajos, así que fue genial porque cuando decidió venir concertó una entrevista con una empresa que esperaba por ella y tal que vino un miércoles, el lunes ya estaba trabajando. Y eso fué el día 4 ó 5 de noviembre.

2 comentarios:

alicantina25 dijo...

HOla Edea!! Te he conocido al ver el enlace para tu blog en el blog de A. Y P. para Ada, la verdad es que me está gustando y ya estás incluida en LO QUE SUELO LEER de mi blog.
Tienes una lectora más en alicante.

Un beso fuerte.

Edea dijo...

Hola alicantina,

eres bienvenida a mi blog, muchas gracias por perder un poquito de tu tiempo en ello.

puedes entrar siempre que quieras y dejar tus comentarios.

un saludo, Edea